Thursday, April 28, 2011

LA INJUSTICIA COTIDIANA

Gavi González
Comisionada de Información y Prensa
MDO Songo la Maya

SANTIAGO DE CUBA, 25 de abril del 2011- El despido de trabajadores se produce a diario en los diferentes centros de trabajo en Cuba, por diversos motivos y de diversas formas: la reducción de plantilla como consecuencia de los bandazos en la dirección de la economía del gobierno.

La pérdida de requisitos muy estrechamente ligados a lo antes mencionado. Por otra parte se encuentra la no identificación del trabajador con “los principios de la Revolución”, considerada de una gravedad suprema, y que implica de ipso facto la expulsión del puesto laboral sin la posibilidad de defenderse y con las limitaciones para recibir sus retribuciones.

El primero de abril de este año fue despedido el profesor universitario Ingeniero Hergues Frandín Díaz de la Universidad de Oriente por indicación de la Rectora de este Centro; por ser el Presidente del Municipio de Oposición en Songo La Maya. El mismo ya había sido expulsado de las FAR en el año 2005 cuando se desempeñaba como Ingeniero de Coordenada en una Unidad de dicha Entidad por no romper relaciones con sus familiares radicados en Estados Unidos y República Dominicana. Se viola una vez más los artículos 2, 12, 18, 19 y 20 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos; referidos a la libertad de opinión política, al no ataque de su honra y reputación, libertad de pensamiento, de conciencia, de manifestarse en público o en privado, la libertad para no ser molestado a causa de sus expresiones, de investigar y recibir informaciones y opiniones y de difundirlas, libertad de reunión y de asociación pacífica.

Igualmente se violan los artículos de la Constitució9n de la República de Cuba referidos a los derechos ciudadanos.

Además se viola una de las premisas de la Universidad cubana: “educación para todos sin diferencia de ningún tipo”. Constatándose que su equidad y justicia social constituyen un mito.

Este hecho, unido a la violencia en las cárceles hacia los presos políticos, hacia las damas de blanco, la difamación hacia blogueros como Yoani Sánchez, la manipulación de las ayudas que brindan las diferentes ONG. Además de la campaña sin límites de presentación del gobierno como nuestro peor enemigo, la tergiversación de las noticias de los conflictos bélicos que han sucedido, la manipulación de los documentos desclasificados, ahora a través del programa “Las Razones de Cuba”.

Son muestras fehacientes de la violencia psicológica y psíquica a la que está sometido el pueblo cubano, y que no es otra cosa que el “genocidio cultural y antropológico” a que hace referencia Virgilio Toledo en el artículo que lleva este mismo nombre.

¡Nada, que la “Revolución” es para los revolucionarios!

No comments:

Post a Comment