Wednesday, April 21, 2010

¿SE HUNDE LA IGLESIA CATÓLICA?

18(77)

Guió don Quijote, y habiendo andado como doscientos pasos, dio con el bulto que hacía la sombra, y vio una gran torre, y luego conoció que el tal edificio no era alcázar, sino la iglesia principal del pueblo. Y dijo:
—Con la iglesia hemos dado, Sancho.


Angélica Mora

Nueva York

Apuntes de una Periodista

Opinar sobre los asuntos de la Iglesia, especialmente la católica estos días, es un asunto mayor.
Como creyente, me pregunto hasta dónde la autoridades eclesiásticas y la Iglesia misma se verán afectadas por los numerosos casos de pedofilia.

Escribí sobre el tema hace algunos años cuando comenzó a rodar la bola de nieve. Hoy es un aluvión de piedras y lodo que se desliza y amenaza con sepultar peligrosamente al Vaticano y la Iglesia Católica en general.

Hacia donde se mire hay escándalos, que tienen que ver con abusos por parte de sacerdotes. De religiosos, que deberían haber respetado los votos y principalmente la confianza que los fieles depositaron en ellos.
Cándidamente muchas familias enviaron a sus hijos como monaguillos, directamente a estos depravados, que abusaron en todo sentido de los niños que se le confiaban y de la sotana misma que los revestía como autoridad sagrada.

La gran mayoría de los analistas señala al celibato como culpable en gran parte de lo que ocurre. Pero esa es una torpe disculpa, que no tiene asidero para un enfermo sexual que se encuentra en cada rincón de la sociedad.
El mal es endémico y millones de casos de abuso de menores se producen en todo el mundo, muchos sin llegar a divulgarse, por la vergüenza de los niños a ser expuestos como víctimas en un crímen tan abominable. En la Iglesia católica, cada experiencia se hace todavía más dolorosa.

Me cuentan que en Chile hay una purga general entre miembros del sacerdocio. Las autoridades eclesiásticas pidieron disculpas, a nombre de la Iglesia católica a las víctimas, en numerosos casos de pedofilia.

Pero, no solamente en este tipo de delitos los sacerdotes han pecado y pecan en la actualidad. También lo hacen conquistando y teniendo relaciones sexuales con mujeres, como bien se reveló en un sonado caso en Miami y un poco más distante, la historia personal del actual presidente del Paraguay, Fernando Lugo, quien además procreó varios hijos con distintas mujeres.

Como anécdota, los chilenos que me leen deben recordar al "Cura Pancho" de Villa Alegre, bien conocido en toda la región por sus numerosas conquistas amorosas.
Lo extraordinario del caso es que era tan buen párroco que allí bautizamos a nuestros tres hijos.
Muchos en el lugar le perdonaron también sus aventuras amorosas, menos algunos padres y esposos de las damas que se dejaban enamorar por ese galán con sotanas, tan excelente para los sermones y el vino tinto.

No comments:

Post a Comment