Wednesday, April 14, 2010

SE AVIVA EL ESCANDALO

Muerte de empresario chileno aviva el escándalo de corrupción en Cuba
JUAN O. TAMAYO
Un ejecutivo chileno interrogado por fiscales cubanos en un caso de corrupción fue hallado muerto en La Habana, el acontecimiento más reciente en un escándalo cada vez mayor que ha involucrado a dos protegidos de Fidel Castro y varios cubanos más.

El canciller chileno Alfredo Moreno dijo el miércoles que le ha pedido a La Habana ‘‘una investigación exhaustiva'' de la muerte de Roberto Baudrand, de 59 años, gerente general de la empresa Río Zaza Foods, con sede en Cuba.

Los medios noticiosos chilenos reportaron que Baudrand, quien fue hallado muerto el martes en su apartamento en La Habana, parecía "tenso'' en días recientes y especularon que se haya suicidado.

Fiscales cubanos habían interrogado a Baudrand por lo menos dos veces en marzo, durante unas siete horas cada vez, y le prohibieron abandonar el país como parte de una investigación de varias empresas con sede en la isla propiedad de Max Marambio, un acaudalado izquierdista chileno.

Cualquier explicación del fallecimiento de Baudrand debe ser estudiada detalladamente porque la "rama judicial cubana no es independiente. El gobierno la dirige como a cualquier entidad represiva. Tenemos que verificar si hubo intimidación'', afirmó el ex canciller chileno Ignacio Walker.

Moreno dijo que no tenía detalles sobre la muerte de Baudrand pero que "parecía que las empresas en que trabajaba son objeto de una investigación de las autoridades cubanas, en la que varios empleados cubanos han sido detenidos''.

Marambio emitió una declaración de condolencia, elogiando a Baudrand, pero nada más. Los medios cubanos no han informado sobre la muerte ni el caso de corrupción, aunque la noticia del escándalo se ha esparcido desde el despido el 8 de marzo del presidente del Instituto de Aeronáutica Civil de Cuba (IACC), Rogelio Acevedo.

Se ha conocido que la esposa de Acevedo, dos gerentes de la aerolínea nacional Cubana de Aviación en España y Canadá y un administrador de una cadena de casas de cambio de divisas fueron detenidos para ser interrogados. También fue detenida Lucy Leal, ejecutiva de la empresa mayorista de viajes Sol y Son, propiedad de Marambio.

El escándalo ha sacudido a los cubanos debido a la aparente participación de Marambio y Acevedo, los dos muy cercanos a Fidel Castro y participantes de influencia en el rentable sector turístico cubano.

International Network Group (ING), de Marambio, es una sociedad a partes iguales con el gobierno cubano en las empresas mayoristas de turismo Río Zaza, Sol y Son, y Cosmo. ING tiene ingresos anuales de $100 millones, de los cuales 80 por ciento provienen de sus operaciones en Cuba, según informes noticiosos chilenos.

Pero no fue el rendimiento empresarial de Marambio el que le ganó en un periódico chileno la descripción de "el extranjero más influyente en Cuba''.

A principios de los años 70, Marambio era un izquierdista radical y escolta del entonces presidente chileno Salvador Allende. Se refugió en Cuba después del golpe militar en 1973 que derrocó a Allende y recibió entrenamiento paramilitar de las Tropas Especiales del Ministerio del Interior.

Informes ampliamente diseminados pero no confirmados alegan que le otorgaron el grado honorario de teniente coronel en las fuerzas de seguridad cubanas y que manejaba algunas cuentas bancarias personales de Castro.

"Era uno de los que manejaban el dinero de Fidel'', afirmó Roberto Hernández del Llano, ex alto funcionario de inteligencia cubana que desertó, en una presentación de televisión en Miami en el 2008.

Sus empresas tenían claramente una posición privilegiada en Cuba.

Sol y Son, y Cosmo --dirigidas por Marcel, hermano de Marambio-- operan en 28 países y se calcula que llevan 120,000 turistas al año a la isla. Juntas, son el segundo mayor operador de turismo de su clase en Cuba, detrás de la estatal Havanatur.

Río Zaza, también una inversión a partes iguales con el gobierno cubano, produce la marca Tropical Island de jugos y mermeladas de frutas tropicales en dos plantas con 500 empleados en la isla, así como leche y otros alimentos.

Los fiscales cubanos comenzaron a investigar las empresas de Marambio en diciembre, pocos días después de que el candidato presidencial chileno Marco Enríquez Ominami quedó en tercer lugar en los comicios, de hecho dividiendo el voto de la izquierda y obligando a una segunda ronda electoral, ganada por el ahora presidente de centroderecha Sebastián Piñera. Marambio fue el gerente de campaña de Enríquez.

Enríquez declaró recientemente al diario La Tercera, de Santiago de Chile, que Marambio le había advertido desde el principio que a Cuba no le iba a gustar que participara en la campaña. Enríquez calificó al gobierno cubano de "autoritario e intolerante''.

Marambio cerró las plantas de Río Zaza el 28 de febrero, alegando que no tenía dinero para pagar a los suministradores porque el gobierno cubano le había congelado unos $30 millones en sus cuentas de banco en la isla. La Habana congeló el año pasado unos $600 millones en depósitos extranjeros para hacer frente a una crisis de liquidez.

Otros inversionistas chilenos en Cuba declararon de inmediato que los problemas de Marambio no se debían a falta de liquidez sino a sus asuntos legales.

"Las compañías de Marambio son objeto de una inspección por la Fiscalía General de la República y varios de sus principales colaboradores han sido detenidos. No sorprende entonces que le hayan congelado los fondos'', escribió el inversionista Angel Domper Cavalla en el diario chileno La Nación el 9 de abril.

Acevedo también era considerado un favorito de Raúl y Fidel Castro desde finales de los años 50, cuando él y su hermano Enrique, entonces de 15 y 17 años, respectivamente, se unieron a las fuerzas rebeldes en la Sierra Maestra. Ambos alcanzaron el grado de general en las Fuerzas Armadas.

"Eran los golden boys de la revolución cubana'', dijo Jesús Marzo Fernández, un antiguo economista de alto rango del gobierno cubano que ahora vive en Miami.

Fernández declaró que lo último que se sabía de Enrique era que estaba trabajando en uno de los despachos personales de Raúl Castro, promovido hace un año a las Reservas del Alto Mando, el grupo de élite del ejército, que recibe la mejor capacitación y las mejores armas.

Acevedo, de 68 años, que presidía el IACC desde 1989, era también un amigo cercano de Ramiro Valdés, de línea dura y ministro de la Informática y las Comunicaciones, según Fernández.

La esposa de Rogelio Acevedo, Ofelia Liptak, era gerente de ventas de Río Zaza Foods y tenía un empleo en ING, la compañía tenedora de Marambio, según reportes de prensa chilenos.

El corresponsal de la BBC en La Habana reportó a principios de este mes que el escándalo de corrupción involucraba el uso de aviones de Cubana de Aviación para tareas no oficiales fuera del país, así como el alquiler de aviones para competir con Cubana de Aviación.

Una copia en internet de un artículo del diario oficial Granma que parecía tener fecha del 2003 o el 2005, anunciaba el establecimiento de una empresa conjunta entre Cubana de Aviación y Marambio, llamada Sol y Son Los Viajes.

El artículo atribuyó a Marambio haber dicho que, como Cubana de Aviación había ‘‘comenzado a reducir su flota'', existía una oportunidad para que Los Viajes abriera nuevas rutas a la isla.

Renato Pérez, traductor de The Miami Herald, contribuyó a este reportaje.

3 comments:

  1. ¿Nos encontramos frente a otro crimen político...?

    ReplyDelete
  2. ...aunque pudiera ser un "accidente". Quién sabe; un infarto provocado por la presión de ciertos interrogatorios.
    Claro que del régimen cubano ya son conocidos casos en que un opositor o 'enemigo político' ha fallecido de cáncer, infarto, accidente de tránsito; quedando el régimen "libre de toda sospecha"... aparentemente.

    ReplyDelete