Thursday, April 1, 2010

OSO RUSO NUNCA INVERNA

144c9eeadea271b6

Angélica Mora

Florida

Apuntes de una Periodista.

Este título se me ocurrió a fines de 1985 con la desintegración de la Unión Soviética.
Fue la época en que Rusia se vio transformada, de potencia dominante en el ámbito político internacional, al triste papel de nación mendigante de la ayuda de Occidente.

El Kremlin nunca se resignó a perder ese puesto de supremacía y con el transcurso de los años ha desarrollado un fino doble juego político. Con Estados Unidos y sus aliados, y con las naciones rebeldes que miran a Washington como El Enemigo.

Hoy el Primer Ministro ruso, Vladimir Putin, se encuentra de visita en Venezuela, con el principal propósito de venderle más armas a Hugo Chávez.

Por supuesto, se suscribirán otros acuerdos industriales y culturales y se enfatizará el de producción conjunta en el renglón petrolero.

Sin embargo, lo vital de esta visita es apoyar a Chávez en su carrera armamentista.

"Matando dos pájaros de un tiro" Putin, que no tiene un pelo de leso ( ? ) se deshace al mismo tiempo de armas obsoletas que el presidente venezolano acepta alegremente, sin verles el año.

Putin necesita a un hombre como Chávez en el poder de Venezuela.
El odio del mandatario venezolano le sirve perfectamente al astuto oso ruso en su lucha contra Estados Unidos.
Con la renovada promesa del mandatario venezolano de poder usar la isla La Orchila, que le fue ofrecida el 14 de marzo del año pasado y ubicada estratégicamente mirando hacia Estados Unidos, Rusia tiene la perfecta plataforma, en caso que se de la ocasión propicia.

En el ajedrez mundial, la ex super potencia nunca se ha levantado de la mesa. Se ha mantenido con los ojos bien abiertos, esperando el momento justo para dar el zarpazo.

No comments:

Post a Comment