Saturday, April 3, 2010

A MARAMBIO, LE HIZO MAL EL CAMBIO...

06-04-2010_Internacional@2_0556.1
Angélica Mora
Nueva York

Apuntes de una Periodista


El chileno Max Marambio ha sido siempre un izquierdista, rigurosamente leal con los dogmas de la doctrina comunista y con sus camaradas.

En su hoja roja de servicio figuran dos aspectos que lo hicieron importante:
Fue jefe de la escolta del presidente Salvador Allende y amigo personal de Fidel Castro.

Tres calamidades -de enorme proporciones- le han caído a Marambio en su vida, Dos políticas la primera con el golpe de los militares en Chile en 1973 y el fracaso del candidato de la Concertación en las pasada elecciones del que fue director de la campaña. Ahora le golpea la económica, que lo ha dejado prácticamente en la ruina.

Voy a profundizar en la última catástrofe, directamente ligada a la crisis económica cubana.

Marambio, quien escapó de Chile luego del Golpe, buscó refugio en Cuba donde se había formado políticamente y ahí pasó 18 años como empresario, aprovechando el jugoso mercado en un monopolio de productos y viajes aéreos que lo hizo -con otros negocios- un millonario.

Pero nada es eterno.
La crisis financiera de Cuba le comenzó a golpear duro y por más amigo que fuera de Fidel Castro, el gobierno comenzó a postergar el pago de sus deudas con él que hoy se calculan en 30 millones de dólares.
Marambio habia caído, junto con los comerciantes españoles, víctima de la profunda crisis económica que agobia a la Isla.

Sin embargo, la mayor desgracia que le cayó al chileno fue en su "la amistad" con la cúpula gobernante, que le retiró súbitamente la alfombra y el pobre "Guaton" -como le apodan sus amigos- se fue de bruces al suelo.
Ahora, jura que ha bajado varios kilos y no está más gordo que fue lo qwue le valió el apodo.

Como para los Castro no hay amigos que valgan y sólo se valen de ellos cuando los necesitan, indudablemente pensaron que con el cambio de gobierno en Chile tenían que proyectar una nueva imagen, más neutral con el Presidente Sebastián Piñera. El gordo estaba demás.

Por otra parte y para aumentar la desgracia, el Régimen de la Habana le hechó la culpa a Marambio no haber conducido una campaña presidencial más agresiva e inteligente en las pasadas elecciones con el candidato de izquierda Marco Enríquez-Ominami.
Personas cercanas al gobierno cubano aseguran que "haber perdido a Chile" como aliado del Eje La Habana-Caracas fue un error del que responsabilizan en forma directa a Marambio, a pesar que éste gastó millones en la campaña.
Por todo esto al empresario chileno es ahora otra víctima en desgracia como Carlos Lage y Roberto Robaima, quienes se creyeron intocables por su amistad con los Castro.

Pero La Habana no hace mucha presión directamente en la figura de Marambio porque éste sabe mucho. En sus buenos tiempos gestionó la compra de tierras para la familia Castro Ruz y Castro Espín y sabe varios secretos que serian fatales si fueran revelados.

Mientras tanto, Marambio no se defiende. Sería peligroso. Su táctica es "no hacer olitas". Calladamente sacó sus negocios de Cuba, entre éstas varias fabricas de alimentos.
Guarda hermético silencio para proteger a sus empleados y contactos cubanos para que no sigan las detenciones, como Alexis Mejías, un militar retirado responsable de las tiendas en divisas y su esposa, ambos acusados de corrupción.

El más afectado con esta "mini purga" ha sido el presidente del Instituto de la Aeronáutica Civil, Rogelio Acevedo, que fue sacado del cargo y quien tenía estrecha relación con los negocios de Marambio en Cuba.
El empresario chileno tenía medio millar de cubanos trabajando en sus negocios, que hoy han quedado desempleados.
Varios de ellos están siendo acusados de llevar a cabo presuntos "negocios ilícitos", que el mismo gobierno de La Habana permitió y fomentó en la Época Dorada de la amistad.

¡Cuándo van a aprender los ingenuos, que el Régimen de La Habana es como el cuento del escorpión! Al cruzar la charca los va a picar, aunque el mismo termine ahogado.

No comments:

Post a Comment