Sunday, April 18, 2010

LA COBARDÍA DE UN RÉGIMEN

damas_de_blanco60

Angélica Mora
Nueva York

Apuntes de una Periodista

Cuando un gobierno acosa a las mujeres, sienta un lastimoso precedente de cobardía.

En Birmania el régimen le teme a una frágil opositora de 63 años, Aung San Suu Kyi, premio Nobel de la Paz 1991.
El gobierno la mantiene en prisión desde que inició su lucha hace más de treinta años. La líder opositora es acusada de infringir la ley que 'protege al Estado de la peligrosidad de los elementos subversivos'.
El resto del país la llaman "Dama" y es considerada el símbolo de la democracia.
La tensión política en Birmania ha aumentado estos días considerablemente a raíz de la preparación de las elecciones, convocadas para este año por la Junta Militar, que ignoró el triunfo del partido de Suu Kyi en los comicios celebrados en 1998.

Existe una enorme semejanza en la lucha de esta birmana y las Damas de Blanco de Cuba.
Estas últimas están siendo intensamente acosadas por el régimen de La Habana. La última órden es que tienen que tener un permiso previo -pedido con 72 horas de anticipación- cada vez que quieran desfilar.

Las agresiones a este grupo pacífico de mujeres cubanas aumenta, en razón al miedo que siente el Gobierno de la Habana frente a ellas.
Especialmente en estos últimos días, el acoso se ha acrecentado considerablemente, con operativos especiales de la policía y de grupos de agentes vestidos de civil.
El temor del Régimen frente a las mujeres de blanco es una realidad que se comenta dentro y fuera de la Isla.

Sería una maravillosa idea que la directiva que otorga el Premio Nobel de la Paz pensara en el espíritu con que fue instituido por el inventor e industrial sueco Alfred Nobel:
Reconocimiento "A la persona que haya trabajado más o mejor en favor de la fraternidad entre las naciones, la abolición o reducción de los ejércitos existentes y la celebración y promoción de procesos de paz".
Y qué mejor que estas mujeres, que desfilan pacíficamente pidiendo la libertad de sus seres queridos.

Decía que el paralelo de estas Damas con la líder birmana es sorprendente y las palabras de Aung San Suu Kyi calzan perfectamente en estos momentos en Cuba:

"No es el poder que corrompe sino el miedo. El miedo de perder el poder corrompe a los que lo tienen, y el miedo del abuso del poder corrompe a los que viven bajo su yugo."

No comments:

Post a Comment