Wednesday, April 14, 2010

FARIÑA AGRADECE AL PARLAMENTO ESPAÑOL

Alejandro Ernesto
EFE

El disidente cubano Guillermo Fariñas, en huelga de hambre y sed desde hace 50 días, agradeció hoy al Senado y al Congreso de España que hayan pedido la liberación de todos los presos de conciencia en la isla.

''Por fin España, que al final de cuentas es la madre patria, se está dando cuenta de que debe ponerse de parte de las víctimas y no de los victimarios'', dijo Fariñas a Efe por teléfono desde la sala de cuidados intensivos del hospital de la ciudad central de Santa Clara donde está internado desde mediados de marzo.

El sicólogo y periodista de 48 años empezó su huelga de hambre y sed el 24 de febrero, después de la muerte del opositor preso Orlando Zapata Tamayo al cabo de un ayuno de 85 días, y exige al presidente cubano, general Raúl Castro, la excarcelación de 26 opositores enfermos.

''Aunque yo me muera, por lo menos esos presos van a salir en libertad en algún momento'', dijo Fariñas, que espera que su estado mejore cuando le coloquen de nuevo hoy el catéter por el que le administran sueros y alimentos líquidos, que debieron quitarle el fin de semana pasado por una infección.

El Senado español aprobó hoy una moción en la que se expresa el apoyo a la disidencia cubana y se pide la ‘‘inmediata e incondicional'' liberación de los presos de conciencia en la isla.

Un día antes, el Congreso de los Diputados español acordó una proposición no de ley en la que se solicita dialogar con el gobierno cubano para conseguir también la "inmediata e incondicional'' liberación de todos los presos políticos en Cuba.

El Parlamento Europeo aprobó a mediados de marzo una resolución de condenaba de la muerte del opositor Orlando Zapata y en la que exigía al gobierno cubano la liberación de los prisioneros políticos y de conciencia.

Según Fariñas, la atención de esas demandas por Raúl Castro, que las califica de "chantaje'', deben ser las ‘‘condiciones'' principales para que haya relaciones de la Unión Europea con el gobierno de la isla.

''Uno puede recibir palizas como disidente aquí, dentro de Cuba, pero si tiene la solidaridad del mundo me parece que esos golpes duelen menos'', añadió.

El disidente, que ha sufrido varias crisis hipoglucémicas, explicó a Efe que los médicos han decidido colocarle nuevamente hoy el catéter para suministrarle la alimentación parenteral y los medicamentos para combatir la infección.

No comments:

Post a Comment