Saturday, April 24, 2010

ACTO DE REPUDIO EN LA FERIA DEL LIBRO DE BUENOS AIRES, GRITOS, INSULTOS Y EMPUJONES CONTRA LA DOCTORA MOLINA

0331005B
Crédito Foto: EFE
Por Laura Brizuela

La médica cubana no pudo presentar su libro en la Argentina. Estudiantes pro castristas interrumpieron entre gritos, insultos y empujones su exposición en la Feria del Libro. Los detalles de una historia que se repite

La cita estaba pactada a las 20.30 horas en el auditorio Jorge Luis Borges, en el predio de La Rural. Minutos antes, todo era sonrisas, fotos y felicitaciones. Hilda Molina posaba con cubanos y argentinos y presentaba a sus colaboradores, entre ellos Laura Cambra, la periodista encargada de la edición de su libro.

A salón lleno se dio inicio a la conferencia. Con Mariana Arias como oradora, la reconocida médica pudo contar algunos detalles de su lucha.

Estaba pactado que primero se desenvolviera una entrevista en la que la autora de "Mi verdad" contara cómo fue el proceso creativo y claro, su vivencia en la Isla. Luego, vendrían las preguntas del público.

Sin embargo, desde temprano, algunos personajes insistían en interrumpir. Aproximadamente a las 21 horas el caos y el griterío se hizo presente. "Cuba, Cuba, Cuba, el pueblo te saluda!", "¡Cuba si, yankees no!", "Fidel, Fidel, ¡Fidel!", vociferaban estudiantes que se identificaron como parte del Movimiento Argentino de Solidaridad con Cuba.

Además repartían volantes, en donde explicaban los motivos por los que defienden la revolución cubana, y entregaban panfletos llenos de agravios e insultos hacia la médica. "Hilda Molina: loba disfrazada de abuelita", "Repudiamos las declaraciones de Hilda Molina y la declaramos persona no grata para el pueblo argentino", expresaban entre algunas consignas.

La situación se puso tensa. Tanto que tuvieron que entrar al salón, efectivos de la Policía Metropolitana y seguridad de la Feria del Libro. "A vos te paga la embajada de los Estados Unidos", le gritaban a Mariana Arias, quien entre sorpresa e indignación respondió irónicamente: "Si, claro."

"¡Mentirosa! ¡Tanto que hablan de derechos humanos, cuenten qué pasa con los presos argentinos!", le gritaban desencajados los estudiantes, entre los que también había mujeres y hombres de 60 a 70 años.

La doctora respondía. Recordó el maltrato que sufren las Damas de Blanco, la violencia que domina al régimen, algo que se repitió ayer en ese auditorio, de la mano de los mismos inadaptados de siempre, que no pudieron sentarse a conversar. "Gracias por lo que lograron. Son bárbaros ustedes", agregó Arias mientras se retiraba luego de que anunciaran que se daba por terminada la charla.

"Así se manejan en Cuba. Nadie puede expresar ideas diferentes al régimen", dijo Hilda y se fue, pequeña, escoltada por un guardia.

1 comment:

  1. De la misma forma que ella se lo hizo a muchisimos en la Universidad de La Habana, Escuela de Medicina.

    Frank Resillez
    en un e mail

    ReplyDelete