Saturday, March 7, 2009

BARAK, UNETE A LA REVOLUCIÓN

Angélica Mora

Apuntes de una periodista

Me llegó hace pocos minutos la noticia desde Venezuela que el enajenado Hugo Chávez le envió a gritos a Obama el recado que se una a la revolución.

Tuteeándolo con desparpajo, vociferó: "Únete a la revolución, Barack..."

Luego un poco más calmado, limpiándose el sudor de la cara, dijo que invitaba al mandatario estadounidense a incorporarse a las fuerzas que él tan hábilmente maneja, porque "es el único camino posible".

Desde hace diez años que no hay lineas de protocolo a través de Miraflores o La Casa Amarilla, sede de la cancillería.
El Presidente Hugo Chávez rompió con todo esto y cuando quiere decir algo lo grita, como cuando le envia mensajes por el aire a Fidel Castro.

Me comenta con sorna mi amigo Marquito desde Caracas:
"Lo que pasa es que nuestro loco está bastante celoso con que Lula (el presidente del Brasil) vaya a reunirse con Obama el 14 de este mes y vaya a ser el primer mandatario de América Latina en la Casa Blanca...Chacumbele siempre se creía que a él le correspondia este derecho, alimentado su ego con lo que le dicen en La Habana, que él es el líder latinoamericano, y se lo cree... y eso de Lula le está sacando la piedra".
Por eso se explica la actitud de Chávez quien, para darse importancia y figurar en las noticias, invitó este viernes, a gritos al presidente de Estados Unidos, a que se una al socialismo, porque a su juicio, ese es el único camino posible.

Gritó Chávez en el paroxismo, moviendo los brazos como aspas de molino:
“Imagínese ustedes una revolución socialista en los Estados Unidos”.
Agregó que el capitalismo ha producido la hecatombe en el país del Norte y “ha dejado a millones de trabajadores en la calle”..
Además señaló que a Obama lo están criticando en su país por sus anuncios en materia económica porque: “dicen que va rumbo al socialismo”.
"Por eso yo lo invito colega...Venga Obama, únase con nosotros rumbo al socialismo. Venga, ese es el único camino. Imagínense ustedes una revolución socialista en los Estados Unidos”.

Luego Chávez, prosiguiendo con otro tema en su tediosa cadena nacional, amenazó a la Siderurgica Sidor, a los empleados del Metro y los trabajadores de las papeleras con drásticas sanciones si prosiguen reclamando mejoras en los salarios.
El mandatario venezolano, desde que hizo los cambios en las fuerzas armadas se siente más confiado y por eso aseguró que si los trabajadores "venían con vainas, saboteos y corrupción" procedería a militarizar todos los servicios.
Aún más alborotado gritó:
"Yo mismo me voy a meter en esa batalla, yo en cuerpo y alma. Eso es sabotaje".


No se pierdan los próximos capítulos

1 comment:

  1. A ESE LOCO HAY QUE SACARLO DEL PODER Y MANDARLO A SUDAN O CUBA
    NO SE COMO LO AGUANTAN LOS VENEZOLANOS
    ´PERO ALGUN DIA LE LLEGARA LA HORA, COMO A TODOS LOS TIRANOS

    MARGARITA

    ReplyDelete