Saturday, December 27, 2008

RAMA DE OLIVO

Publicado en

LA CALDERA DEL DIABLO

Venezuela,26-12-08

diablomf0.jpg picture by FVENE

Apuntes de una periodista

ANGELICA MORA

El astuto Fidel Castro ha dado otro de sus magistrales golpes de fin de año, a medio siglo del que dio a pocos días de bajar de la Sierra Maestra al declarar que la revolución era “verde como las palmas”.

El de hoy es ofrecer reunirse con el Presidente electo Barak Obama.

Si esto sucediera, quedarían atrás 49 años de la guerra fría que ha sostenido el régimen de La Habana y Washington durante el paso de 10 presidentes por la Casa Blanca.

A pesar de las tibias declaraciones sobre Obama expresadas por Fidel Castro, después que éste ganó las elecciones presidenciales el pasado 4 de noviembre, el convalesciente dictador no escondió sus simpatías durante la carrera electoral, expresando que Obama era inteligente y “desde el punto social y humano, el más progresista” de los candidatos.

Aunque Castro criticó luego al presidente electo de los Estados Unidos por su posición de mantener el embargo contra Cuba, ha visto que con la nueva administración –con un gabinete integrado por figuras fervientemente izquierdistas- obtuvo una lámpara mágica, que puede frotar con la pericia de que tiene fama y hacer que sus deseos se conviertan en realidad.

De ahí su rama de la paz, color verde olivo, como el uniforme que vestía siempre, hasta que lo reemplazó por el pantalón y chaqueta deportiva Adidas, comprados en USA, que dice “Fidel Castro”(por si se pierde?) y que luce en sus escasas comparecencias públicas de convaleciente.

Color verde, que en el daltonismo político del momento muchos saben que es “roja-rojita” como precona abiertamente la revolución de Hugo Chávez, su indispensable y muy amado discípulo venezolano.

Y en eso de cambiar colores como el camaleón, Fidel Castro es un experto. No en balde, tiene en ese juego, medio siglo de experiencia.

1 comment:

  1. No solo la izquierda latinoamericana está muy expectante con Obama, ha sido una victoria y un posible punto de pivote en USA, la inteligencia cubana tiene un larguísimo camino de soporte cuasi-abierto al movimiento negro de liberación y no olvidemos que Barack Obama proviene del mismo centro donde esa "colaboración" ha trabajado muy bién. Qué si en vez de infiltrar espías en el Pentágono la Dirección General de Inteligencia y el Departamento America halla decidido hace muchos años fabricar una figura que salte todos los obstáculos y llegue directo a la Casa Blanca?. Que pasaría entonces?. Parece una novela de ciencia ficción o una peliculicha de James Bond verdad?

    ReplyDelete