Monday, December 22, 2008

NAVIDAD Y MIS PROMESAS







La Navidad siempre nos hace pensar y recapacitar cuando llega, justo cuando se desprenden del calendario los últimos días del año.

Para algunos es época de nostalgia. Para la mayoría es tiempo de reflexión y esperar lo mejor en el mundo en que vivimos.

Para mí la Navidad siempre vino envuelta en algo mágico.
Cuando niña, la costumbre chilena de poner mis zapatos debajo el árbol estaba llena de ilusión, esperando que, por milagro, mi larga carta de pedidos fuera tomada en cuenta por el Viejito Pascuero y éste se olvidara de "mis muchas faltas".

Más tarde, otras Navidades estuvieron llenas de la alegría de mi nueva familia, la formada con mi esposo y dos niños y una niña.
Hubo Navidades pasadas en tierras alejadas de mi patria, países que se incorporaron como propios:
Celebramos la Pascua con hallacas y pan de jamón en Venezuela
Pavo, y decenas de deliciosos manjares en Estados Unidos.

Sin embargo, en todos estos años me ha crecido una flor en el corazón, que divide mis cariños y mis deseos en esta época del año.
Se trata de Cuba y mis amigos, los activistas, que luchan en la Isla por días mejores desde que tuvieron uso de razón.
Y como no quererlos y admirarlos, si van en contra la marea. Para ellos sería mucho más fácil no seguir luchando, abandonarse a la corriente de medio siglo de reglamentos aplicados por un régimen brutal que persigue y encarcela a los disidentes.

Vaya para ellos mi cariño más sincero.
Desde esta orilla mi promesa de que seguiremos en contacto hasta que hayan alcanzado la libertad personal y la de Cuba.
Feliz Navidad

No comments:

Post a Comment